Adobe

Antes de que cualquier producto de software se ponga en el mercado, debe ser minuciosamente comprobado para asegurar que esté libre de bug, lo máximo posible; Adobe® Illustrator® no es una excepción. Cuando Chris Scott, QA Manager para Adobe Illustrator, necesitó un sistema rápido y fiable para seguir los bugs durante el desarrollo, creó su propia solución utilizando FileMaker Pro.

¡Fuera Bugs!

Cuanto más complejo es el software, más compleja es la tarea de depurar errores. Antes de que cualquier nuevo producto o actualización salga al mercado, el software debe estar, lo más posible, libre de bugs. Y para Adobe Systems, Inc., una herramienta vital de seguimiento de bug es FileMaker Pro -- la ampliamente reconocida aplicación software de base de datos de FileMaker, Inc.

La familia de productos de software orientados a la comunicación de Adobe es conocida en todo el mundo, y una de sus aplicaciones más populares es Adobe Illustrator —que ofrece la primera herramienta considerada de dibujo vectorial y que está al alcance de cualquier usuario. Es un producto fácil de utilizar-- pero fue complejo de organizar. "Se pueden dar parte de miles de bugs durante el ciclo de vida de un producto tan amplio como Illustrator," comenta Chris Scott, Quality Assurance Manager de Illustrator. Así en 1997, Chris diseñó una base de datos FileMaker Pro especializada en el seguimiento de bugs especialmente para Illustrator. "Necesitábamos una base de datos versátil, rápida y fiable para seguir nuestros progresos del software,” dice Chris . “FileMaker Pro supuso una gran mejora sobre nuestro software de base de datos previo por el hecho de que nos proporcionaba unos niveles de velocidad que antes era imposible tener."

La "Illustrator BugBase" que Chris desarrollo abordó el problema del seguimiento de los bugs tanto del diseño como del rendimiento. “Este constaba de seis ficheros de base de datos relacionados," explica. "El fichero de datos principal, donde está almacenada la información sobre los bugs del software, tiene alrededor de 15,000 registros. Otro fichero, que almacena la información sobre los problemas relacionados con el rendimiento, tiene 700 registros."

"La fácil interface de guión de FileMaker, no requiere conocimientos de SQL, y se traduce en una rápida y sencilla implementación, dice Chris -- y la flexibilidad de FileMaker asegura que es un sistema fácil de mantener".

"Al administrar yo mismo FileMaker Pro," añade, "Este dio a nuestro grupo la capacidad sin precedentes de modificar presentaciones, añadir guiones, y definir campos sin las lentas esperas de las burocráticas bases de datos centralizadas, para hacer los cambios que requeríamos." El sistema de gestión de Adobe abarca un ámplio abanico de plataformas , incluyendo el último sistema operativo de Macintosh OSX, y también las últimas versiones de Mac OS y varias de Windows.

Los usuarios pueden encontrar que es confortable trabajar en el entorno de Illustrator BugBase. "La ventaja que tenemos con FileMaker Pro y nuestro sitio beta ," explica Chris, "es una interface XML que permite a estos clientes especiales con amplios problemas ver versiones previas al lanzamiento de Illustrator en una página web. Esta página web se analiza entonces y los datos entran directamente en nuestra base de datos de bugs de Illustrator. Nos ahorra tiempo ya que no tenemos que leer emails y repicar datos en la base de datos de bugs." Esta interface, concebida por el Desarrollador FSA Julian Nadel de Beezwax, permite a los beta testers suplementar el trabajo hecho por los propios Ingenieros de Calidad de Adobe, quienes también verifican todos los bugs sometidos vía la interface web.

Ahorra tiempo, ahorra esfuerzos -- y ayuda a mantener lejos los bugs de los productos de software complejos. Desafio asignado-- y desafio superado-- por FileMaker Pro.